Cuello de la ganzúa

El cuello de la ganzúa es la parte de la herramienta que va del mango a la punta

Debe haber un equilibrio entre longitud y grosor

La longitud debe ser suficiente para que alcance el perno sin tener que tocar el mango

El grosor: debe ser fino y afilado para penetrar en el cilindro, pero con el calibre suficiente para que podamos percibir el cilindro en su interior

El cuello suele ser rectangular, pero también existen los cuellos cilíndricos