El contraperno del hongo

El contraperno del hongo

Así se le llama porque parece un hongo.

Se puede usar igual que un contraperno básico.

La hendidura en el lateral del contraperno permite que se coloque en falso al ser empujado hacia arriba.

La parte superior de la cabeza del contraperno hace contacto con el tambor y provoca la colocación en falso.

El contraperno queda trabado entre el tambor y el cilindro permitiendo la caída del perno inferior al retirar la presión de la ganzúa.

Se puede solucionar reduciendo la presión sobre la herramienta de tensión.

También hay contrapernos de hongos redondeados y en ocasiones los fabricantes también ensanchan la parte superior del agujero en el tambor con el fin de dificultar la apertura.